Cerrar

¿Sabías que la ciencia ha demostrado que en las cooperativas se puede alcanzar un mayor nivel de felicidad?

“Por sus principios y valores, la empresa cooperativa es un modelo empresarial que favorece la contrucción de buenas relaciones”

De vuelta de las vacaciones, casi todos nos hacemos nuevos propósitos de cambio. Si nos preguntasen qué es lo que más deseamos, casi con toda certeza diríamos SER FELICES.

 

La pregunta obvia sería… ¿Qué variables son las que más influyen para mantenernos sanos y felices, conforme avanzamos en la vida? Pues en este post voy a explicaros lo que dice la ciencia al respecto.

 

Recientemente se hizo una encuesta a la generación milenial en la que se les preguntó cuáles eran sus metas más importantes en la vida, y más del 80% dijo que una meta importante para ellos era hacerse ricos, y otro 50% de esos mismos adultos jóvenes dijo que otra meta importante era ser famosos.

 

Ja, ja, ricos y famosos parece ser que es lo que la juventud quiere ser. Pero esto no es realmente lo que nos da la felicidad según la ciencia.

 

En 1938 se inició el estudio más duradero que jamás se ha hecho, desarrollado por la Universidad de Harvard durante 75 años, en el que se ha rastreado la vida de 724 personas año tras año, preguntándoles sobre su trabajo, su vida hogareña, su salud y, claro, preguntando todo ese tiempo, sin saber cómo evolucionarían sus historias de vida.

 

De las 724 personas aún viven 60 que todavía participan en el estudio; la mayoría tiene noventa y tantos años. Y ahora han empezado a estudiar a los más de 2.000 hijos de esas personas.

 

Actualmente, Robert Waldinger es el cuarto director del estudio. Interesante personaje.

 

El estudio ha rastreado las vidas de dos grupos de personas. El primer grupo lo formaban estudiantes de la Universidad de Harvard, gente de posición desahogada. El segundo grupo lo formaban personas de los barrios más pobres de Boston, que provenían de familias con problemas y desestructuradas del Boston de los años 30 del siglo pasado.

 

Cuando se inició el estudio, se entrevistó a todos estos adolescentes. Se les realizaron exámenes médicos. Se fue a sus hogares y se entrevistó a sus padres. Y luego, estos adolescentes se hicieron adultos y cada uno hizo su vida. Algunos fueron operarios de fábrica, abogados, albañiles, médicos, uno fue presidente de EE.UU.... Algunos se hicieron alcohólicos. Unos pocos sufrieron esquizofrenia. Algunos ascendieron socialmente desde la base hasta la cumbre, y otros fueron en sentido contrario.

 

Cada dos años, los investigadores llaman a estas personas y se les pregunta sobre sus vidas ¿Qué lecciones y conclusiones han surgido de las decenas de miles de páginas de información que se han generado sobre esas vidas? Bueno, pues las lecciones no tienen que ver con riqueza, la fama, ni con trabajar mucho. El mensaje más claro y rotundo de estos 75 años de estudio es este:

 

Las buenas relaciones nos hacen más felices, y más saludables.

LEER MÁS 

S/V
1.012 visitas

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio.
Al continuar con la navegación consideramos que aceptas su uso y nuestra política de cookies.

Aceptar