Cerrar

Innovación Abierta para tu empresa

Foto de Digital Buggu en Pexels

Algunas claves básicas para comprender y aplicar la Innovación Abierta

Mostrar ampliado

Foto de Kaboompics .com en Pexels

Foto de Kaboompics .com en Pexels

La Innovación Abierta (Open Innovation) está de moda. Y entre otras cosas gracias a que ya son muchas las organizaciones que lanzan programas de Innovación Abierta, consistentes en publicar una serie de retos en internet, difundirlos por redes sociales y esperar que otras organizaciones propongan posibles soluciones a dichos retos. Y como colofón, se realiza un evento en el que se presentan las soluciones aportadas.

De hecho, la Red CEEI CV, con la financiación de IVACE, ha lanzado en 2021 el proyecto CV INNOVA, una prueba piloto para la aplicación de la Innovación Abierta a empresas de la Comunitat Valenciana.

Pero, ¿sabes qué es la innovación abierta? Ahí va algo de culturilla sobre el tema: cuando en 2003 Henry Chesbrough escribió el libro “Open Innovation” definió la innovación abierta como el uso de los flujos internos y externos de conocimiento para acelerar la innovación interna y ampliar los mercados para el uso externo de dicha innovación. No estableció una única forma de aplicarla, sino que expuso ejemplos de cómo lo hacían empresas, principalmente grandes.

En resumen, en un proceso abierto hay múltiples puntos de entrada de conocimiento compatibles entre sí: además del equipo de I+D+i propio, startups que desarrollan tecnología incorporable, centros tecnológicos, centros de investigación, etc. Además, se plantean múltiples salidas al mercado y en diferentes puntos de desarrollo del proceso: a través de productos o servicios, pero también a través de comercialización de licencias de fabricación, o de cesión de determinados usos de la tecnología desarrollada.

Y con frecuencia surgen estas preguntas:

  • ¿Se trata de planteamientos incompatibles entre sí? Pues no. Hay proyectos dentro de una organización que pueden plantearse como modelos cerrados y otros proyectos como modelos abiertos.
  • ¿Es la mejor forma de plantear la innovación en una organización? Depende. Como todos los modelos, tiene sus pros y sus contras. Y su aplicación en una organización o en un proyecto puede ser más o menos interesante.
  • ¿Cómo se puede aplicar? Puede hacerse a través de tres fases básicas:
    • Identificación, priorización, selección y definición de retos
    • Búsqueda de soluciones
    • Encaje retos- soluciones.
  • ¿Qué es exactamente un reto? Fundamentalmente es un desafío al que se enfrenta la organización, vinculado a su estrategia, y que puede tener componente tecnológico o no.
  • ¿Cómo se define un reto? La correcta definición del reto es clave. Sobre todo, en el caso de convocatorias que se lanzan de forma totalmente abierta y pública, implica muchas veces encontrar el equilibrio, difícil a veces, entre concreción y protección: suficientemente clara como para que las organizaciones solucionadoras puedan aportar planteamientos útiles y suficientemente difusa como para no comprometer puntos débiles críticos frente a la competencia. Y este equilibrio determinará una mayor o menor probabilidad de éxito del proceso. Además, a mayor vaguedad en la definición, mayor número de soluciones aportadas y más recursos (tiempo y dinero) para el filtrado.
  •  ¿Y cómo se buscan soluciones? Puede hacerse, como ya se ha comentado, a través de convocatorias públicas, difusión por redes sociales, etc., pero también a través de acciones de búsqueda privada (scouting), por parte de la propia organización o con la ayuda de empresas que se dedican a esto. Si la organización opta por un modelo DIY, puede haber un problema de alcance: si lo hacemos entre nuestros seguidores en RRSS el alcance estará limitado a esa cohorte, salvo que viralicemos la comunicación.
  • ¿Y el encaje reto-solución? Una vez se tienen las posibles soluciones y se han seleccionado las más factibles, hay que depurar la solución / soluciones, trabajarlas y afinarlas, para que encajen con los matices del reto y de la organización que lo ha planteado.
  • ¿Siempre funciona? El resultado de cualquier proceso de innovación es, por definición, incierto. También cuando se aplica la filosofía de Innovación Abierta.

La falta de recursos es uno de los principales obstáculos para la aplicación de la Innovación Abierta en las pequeñas empresas. Sin embargo, es altamente recomendable explorar fórmulas de innovación abierta en este tipo de organizaciones como medio para abrir la mente y contemplar nuevos horizontes que los reducidos y a menudo hiperocupados equipos de las pequeñas empresas necesitan incorporar a sus modelos de gestión para sobrevivir y crecer.

Y a ti, ¿en qué puedo ayudarte?

  

5
1.379 visitas

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio.
Al continuar con la navegación consideramos que aceptas su uso y nuestra política de cookies.

Aceptar